red orange yellow green blue pink

La última y nos vamos

noviembre 22nd, 2012

Mi computadora se murió el fin de semana pasado y no había podido subir mi última publicación. El domingo pasado, estaba subiendo una foto de Yovanita a la quinta entrada, para que la conocieran, cuando de repente, se apagó la computadora. Me puse a revisar la extensión y todo lo demás que podía haber fallado, pero no encontré nada extraño. La volví a prender y me apareció una leyenda donde decía que el disco duro estaba fallando. Ahora por culpa de esa madre no me voy a poder ir de campamento dentro de 15 días. Repararla me va a costar como 1000 pesos. Ese era el dinero que tenía planeado gastarme por allá. Lo peor es que esta vez si iban a jalar todos los de la escuela.

En la semana un amigo me habló por teléfono para pedirme un favor. Está montando una obra de teatro y quiere que le ayude con todo el desmadre de luces y sonido, pues en el teatro donde va a presentar la obra están bien pendejos, y siempre hacen lo que quieren. Entonces lo que él necesita es que vaya a las funciones y les indique a los técnicos en qué momento deben poner cada canción y con qué tipo de luces deben ambientar. Es un trabajo muy aburrido, pero la verdad no creo estar haciendo nada productivo los siguientes tres fines de semana, que es cuando se presenta la obra.

En la obra de teatro actúan muy poquito, lo que más hacen es bailar. Son 14 bailarinas y entre baile y baile sale un actor para darles tiempo a las chicas de cambiarse de vestuario. La obra es sobre la navidad. Ellas salen vestidas de soldaditas, renos, angelitos y otros más. Todos los vestuarios son muy coquetos, pues los bailables así lo requieren.

La compañía se llama: Danza México Danza. El director es: Juan Luis torres y la obra que van a presentar será: Ángeles de la Navidad. Las fechas de las presentaciones son el 2, 8 y 9 de diciembre. La entrada va a costar $95, pero también harán descuento a los estudiantes y a los adultos mayores dejándoles el boleto a $60. Las presentaciones serán en el Teatro Legaria, que se encuentra sobre la calzada Legaria sin número, esquina con Lago gran oso, cerca de la glorieta Allende.

Ya he visto los ensayos y si está bonita la obra. Deberían de ir y apoyar al teatro mexicano, y si eso no los mueve, pues vayan a echarse un taco de ojo, ya que las bailarinas están guapísimas.

La última y nos vamos

noviembre 22nd, 2012

Continuación

noviembre 11th, 2012

La fiesta había dejado de ser en la sala. Estábamos en el cuarto de visitas, pues se encuentra hasta el tercer piso y ahí casi nunca suben los papás del Vicco. En el cuarto existe un tapanco, que está sostenido con las paredes, pero justo en el centro tiene un tubo que ayuda a cargar el peso del piso falso. El tubo, en situaciones como esta, se ha convertido en uno de nuestros mejores aliados.

Algunas de las chavas se querían ir, pues tenían entrenamiento al otro día y no querían faltar por miedo a que les quitaran el bono de asistencia. Resulta que solo las cubanas y la mexicana se iban a quedar en la pachanga y como yo estaba con una de las dominicanas, pues tuve que ir a dejarlas. Una de las cubanas quiso acompañarme, para que no me regresara solo. El camino a su departamento fue bastante rápido, no tardamos más de 10 minutos en dejarlas. Al ir con rumbo a la casa donde era la “fiesta”, Yovana (la cubanita) me preguntó si no quería comer.

—La verdad no tengo mucha hambre, pero sí me como unos tacuches —contesté.

—Y no se te antoja mejor una torta… mmm… ¿cubana?

¿Qué? No sabía si en realidad me había dicho eso o yo lo estaba imaginando. Por mi mente pasaron una infinidad de posibles respuestas, de esas, que solo se aprenden gracias a la sabia literatura de Las maestras del colchón. Por un momento me sentí actor de Deep Throat.

¡Mierda! ¿Qué le digo? No quiero escucharme así todo depravado. Que tal que solo es un cuatro para ponerme en ridículo al llegar a la casa, pero por otro lado, creo que valdría la pena arriesgarme.

—Pero esas tortas están muy alejadas ¿no? —Creo que con esa contestación no me escuché mal.

—No te preocupes. Ellas se pueden acercar un poquito para que no te queden muy lejos.

Mientras decía eso se movió un poco de su asiento para quedar pegadita a mí. No pude resistir más. Orillé la camioneta y nos dimos un tremendo atascón. Después de un rato llegamos a mi casa, pues quedaba más cerca que la del Vicco. Al entrar le dije que me esperara un poco para marcarle a mi cuate y explicarle el por qué ya no íbamos a regresar a su casa y decirle, también, que le llevaría su camioneta hasta el otro día. No hubo ningún problema, así que lo único en lo que tenía que enfocarme era en Yovanita.

Un viernes cualquiera

noviembre 4th, 2012

El viernes pasado estaba acostado en mi cama. Eran, aproximadamente, las 11 de la noche cuando sonó mi celular. Me costó trabajo entender lo que me decían, pues había un chingo de ruido. Tuve que pedirle muy amablemente lo siguiente: Bájale a la música, cabrón. No se te entiende ni madres. Después de que le bajaron a la música, descubrí que era mi cuate el Vicco.

—Qué pedo, güerita —me dicen güera desde que iba a la prepa— ¿Dónde habías estado, mamón? Te has perdido de un chingo de cosas.

—Quiuvas, putita, qué milagro. No me he ido a ningún lado, pero ya casi no salgo. Estoy entrando a la escuela a las siete de la mañana y saliendo a las nueve de la noche.

—Pinche matado.

—Para de mamar, putita. Lo que pasa es que están bien culeros los horarios y, pues, no me quedó de otra.

—Al rato platicamos. Ya salte, güey. Ya estoy afuera de tu casa.

—No mames. Ya estoy acostado.

—Pues ya levántate y vístete. Te arreglas porque vamos a una fiesta.

—Va, pero aguántame. Voy a bañarme rápido.

—No te tardes, que aún vamos a pasar por unas chavas.

—Ya voy. Relájate.

Después de unos 15 minutos salí a buscarlo y descubrí que también estaba el Burrito en la camioneta. Después de saludarnos, nos fuimos directo a recoger a las chavas. Al llegar por ellas, me di cuenta que la fiesta iba a ser en serio. Eran seis y traían un chingo de alcohol.

Resulta que de las chavas dos son cubanas, una es mexicana y las otras son dominicanas, pero están viviendo aquí en México, pues están estudiando en el Tec Milenio, en el campus que está cerca del metro Ferrería. Están becadas por jugar voleibol.

Fue todo un caos llegar a la casa donde era la fiesta. Nadie sabía bien la dirección. Tuvimos que estar llamando al de la casa para preguntarle cómo llegar. Después de llegar, descubrimos que la fiesta era familiar. Después de discutirlo un rato, decidimos irnos a la casa del Vicco.

Nada podía salir mal. Éramos tres hombres, seis mujeres y un chingo de alcohol. Al llegar a la casa, lo primero que hicimos fue empezar con los caballitos de tequila. No recuerdo bien, en qué momento comenzamos a jugar botella. Al poco tiempo ya no girábamos la botella, ya poníamos los castigos directos.

No quiero contarles todos los demás detalles, pues son privados. Pero he de confesarles que fue una de las mejores “fiestas” en las que he estado.

Miércoles social

octubre 29th, 2012

El miércoles fui a La Frontera a tomarme unas chelas. Era el 20 aniversario de la casa azul. Los años pasados habían puesto buenas promociones. Creía que esta vez iban a estar buenas, pero estuvieron bien chafas. Lo único rescatable de ese día fue que regalaban tacos y que las chelas estaban un poco más baratas: 4 por $100.

Habíamos decidido comprar solo una ronda de chelas, para regresar a nuestra clase. Al terminarse las chelas les dije: ¿Y si nos chingamos otras cuatro? ¿Cómo ven? Al fin que aún tenemos 5 minutos. Reímos un rato y nos pusimos de acuerdo para pagar la otra ronda. Uno de mis cuates, el Chemo, se ligó a una muchachona. Estaba bien chistosa, parecía que la había diseñado Botero. Lo bueno es que iba con varias amigas y así ya no nos aburrimos tanto.

Después de un rato, me fui con el Apocalipto, otro de mis cuates, a comprar otra ronda de chelas. En el camino me encontré a una amiga. Me quedé un rato platicando con ella, pues ya tenía algo de tiempo que no la veía. Al terminarme la caguama me preguntó:

— ¿Quieres otra?

— ¿Otra qué?

— Pues otra chela, pendejo

— ¡Chiaa¡ No me pendejees. Nada más porque no me gusta que me rueguen, me la voy a chingar, pero aguántame tantito, ahorita regreso, voy a ver a esos culeros (a mis cuates).

No los veía por ningún lado. Le pregunté por ellos a una de las chavas con las que estábamos platicando, por ellos. Señaló rumbo a una esquina y me dijo:

— Por ahí andan— Cómo los iba a ver, si estaban bien trenzados, faje y faje, con sus respectivas muchachonas. Me acerqué al Apocalipto para cargarle pila por su “súper conquista”, y decirle que iba a estar con mi amiga y que me avisaran cuando se fueran, para irme con ellos. Ya estaba medio pedo y me dijo:

— ¿Y si mejor nos vamos a tu casa y las llevamos?

— ¡No mames! Yo para qué los quiero en mi casa

— No seas ojete ¿Verdad, Chemo?, Que nos preste su casa— El otro solo asintió con el dedo, pues no dejaba de atascarse con la chava con la que estaba.

— Cámara. Vamos a mi casa, pero ahí les toca comprar las demás chelas, ¿eh? Yo no voy a poner ni madres

— ¡Que sí, cabrón!

— Okas. Los veo en la puerta. Voy a despedirme de mi amiga.

Al despedirme, le dije que iríamos a mi casa, a seguir la peda. Le pregunté si quería ir y me dijo que sí. Al llegar, las muchachonas se arrepintieron. Mis cuates las acompañaron. Fui con mi amiga a cenar tacos. Luego la acompañé al metro, para que se fuera y ya me regresé a mi casa a dormir.

Sin inspiración

octubre 23rd, 2012

No sé de qué hacer la segunda entrada. Ya pasó el día para haberla subido al blog, y sigo sin saber sobre qué escribir. Han pasado más de 20 minutos y solo he escrito 23 palabras, ¡Que chafa! Creo que aún estoy crudo y por eso no se me ocurre nada.

Hablaré sobre las materias que estoy cursando este trimestre. La primera es: Comunicación, esta clase es optativa y solo la metí para aprovechar los créditos que me sobraban. Son 3 días de clase, lunes, martes y jueves de 7:00 a 8:30 hrs. Comparto salón con los chavos de primer ingreso, de sociales, pero para ellos se llama Redacción Universitaria. Esta es, precisamente, la materia que me obligó a crear el blog y a hacer estas entradas, para recibir calificación en base a ellas. Cada uno en el grupo tiene que ponerle calificación a los blogs de los otros, yo ya califiqué a los que me correspondían. Todos sacaron 9, pues no encontré fallas muy graves.

Química Orgánica II, esta es la segunda materia, la llevo los lunes, miércoles y viernes de las 11:30 a las 13:00 hrs. Aunque siempre terminamos media hora después.

Ecuaciones Diferenciales Ordinarias, el profesor de esta, mi tercer materia, es una caricatura, si pudieran verlo seguramente estarían de acuerdo conmigo. La llevo lunes, miércoles y viernes de las 16:30 a las 18:00 hrs. En el salón F212. Esta clase coincide con la hora de mi siesta, así que por lo regular me duermo un rato.

La cuarta es Balance de Materia, la llevo los lunes, miércoles y viernes de las 18:00 a las 19:30 hrs. No es el mejor maestro para esta clase, pero si es el mejor que salió en la terna para impartirla este trimestre.

Probabilidad y Estadística, esta materia la llevo los lunes, miércoles y viernes de las 19:30 a las 21:00 hrs. Para esta clase es necesario llevar una almohada, pues seguramente te dormirás.

La última de mis materias es: Laboratorio de Química Orgánica II. La llevo de las 7:00 a las 8:30 hrs. Los viernes. Creo que casi nadie quiere impartir este laboratorio, pues para este trimestre le dieron la oportunidad a una chica que está terminando la maestría aquí en la escuela. Creo que fue un error confiarle el laboratorio, porque le hace falta experiencia para dar la clase, igual y si no fuera una clase práctica podría hacerlo mejor.

Por fin he llegado a las 400 palabras, así que les escribiré hasta la próxima semana, esperando tener una buena historia para contar.

Cambio de nombre

octubre 15th, 2012

Qué difícil es ser tan huevón y distraido. Se supone que ya debería haber terminado el blog, y nada más no termino. ¡Pero cómo voy a terminar si me distraigo a cada rato! Justo en este momento que decidí poner la palabra huevón, me puse a buscar en internet su significado, y encontré que efectivamente, como pensaba, es un sinónimo de flojo, bueno al menos eso significa aquí en México.

Como ya me había aburrido de estar escribiendo pensé: “voy a poner música relajada para poder concentrarme.” Ay ajá. Pues pasaron más de 60 minutos del concierto Carmina Burana de Carl Orff y no había escrito nada. Para poder inspirarme mejor, decidí quitar el concierto y poner unos videos de música que me distrajeran menos.

“Chingue su madre voy a poner a café tacvba para no dormirme”. Fue buena elección. Se me espanto el sueño, pero en lo que puse los videos me distraje revisando facebook. Fácilmente perdí una hora pendejeando, pero me sirvió porque me enteré de varios chismes de la última borrachera, y eso me despejó un poco.

Como no sabía que escribir, iba a revisar algunos de los blogs, que seguramente ya habían enviado mis compañeros, para piratearme un par de cosas. Cuando pongo la página de Gmail, para entrar al correo que había creado, resulta que no puedo hacerlo porque mi cuenta está bloqueada, en ese momento pensé todas las groserias que se me ocurrieron. ¿Por qué me lo bloquean? ¡Qué cabrones! Tengo dos días de haberlo creado y me lo bloquean, ¡son mamadas! Por eso decidí cambiar el nombre a mí blog. Paso de ser “Érase una vez un blog” a “chinga tu madre Gmail”, pues estaba muy enojado. Lo pensé mejor y decidí omitir Gmail, para dejarlo solamente como “Chinga tu madre”.

Cuando empecé a crear el blog en WordPress, me di cuenta que no necesitaba la estúpida cuenta de Gmail, así que también maldije al que había sugerido que creáramos el estúpido correo. Como seguía encabronado decidí mandar a la chingada el texto y ponerme a terminar el blog.

Ya que había terminado el blog; http://chingatumadre.crearblog.com,  prendí la televisión. Descubrí que había maratón de la serie The Walking Dead y me puse a verla hasta que terminó. Ahorita son las 5:30am y no he dormido ni madres. Lo único que me queda por hacer es: terminar esta primer entrada, subirla al blog y esperar que no sean muy manchados al calificarla.

Comunicación

octubre 15th, 2012

Este blog forma parte del proyecto narrativo Cuéntalo Todo, bajo la dirección del maestro Sandro Cohen dentro de la materia Redacción Universitaria del Departamento de Humanidades, División de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma Metropolitana-Azcapotzalco.